Ahora que el frío está a la vuelta de la esquina, los días son cortos y las noches comienzan a ser largas y frías es importante mantener nuestra casa caliente. Podemos calentar nuestra casa de múltiples maneras pero en estos tiempos de crisis lo más significativo es caldear nuestra vivienda de una forma económica que nos permita no sólo un ahorro energético, sino también un ahorro para nuestros bolsillos.

Con el certificado de eficiencia energético puedes conseguir economizar tu vivienda. Desde CasaToc podrás comparar el precio de los ingenieros técnicos de tu zona y contratar aquel que mejor se ajuste a tus circunstancias. Aquí os proporcionamos algunos consejos para que nuestro hogar sea lo más cálido posible.

  1. Las cortinas gruesas siempre son una buena opción

    Evita corrientes de aire. Para evitar todas las corrientes de aire en casa cierra todas tus ventanas apropiadamente, y sella las posibles fugas que pueda haber en éstas con masilla o plástico. Sella tus puertas. Revisa alrededor del marco de la puerta. Coloca una puerta de barrido o mete una toalla debajo de la puerta para que no entre aire. Cierra cualquier habitación que no se utilice. Al cerrar la puerta se evita la circulación de aire.

  2. Deja que entre mucho sol en casa. Abre las cortinas cuando el sol este brillando y ciérralas cuando no, permitiendo así el paso de calor.
  3. Utiliza cortinas gruesas ya que el empleo de éstas puede bloquear las corrientes de aire. También se pueden utilizar cortinas con un forro térmico o incluso utilizar cortinas de plástico como las de la ducha que permitirán la entrada de luz y mantendrán el aire frío fuera.
  4. Coloca alfombras. Las alfombras nos ayudarán a evitar la pérdida de calor a través del suelo.
  5. Usa luces incandescentes. Estas luces liberan hasta un 95% de su energía como calor en lugar de luz.
  6. Enciende velas. Las velas pueden producir mucho calor, además de un ambiente agradable. Utiliza velas aromáticas, naturales o como centros y disfruta del calor y de la luz que proporcionan.
  7. No te olvides de la calefacción. Instala un sistema de calefacción en el que puedas programar el termostato, de esta manera podrás controlar la temperatura de tu casa. No calientes habitaciones que no utilices.
  8. Utiliza madera. Usar la chimenea siempre que se disponga de ella es una manera económica de calentar tu hogar.4
  9. Cocina en casa. El horno de nuestra cocina nos ayudará a secar el aire y a calentar la cocina. Evita cocinar alimentos al vapor, ya que estos incrementan la humedad del aire haciendo que la casa este fría y húmeda.
  10. Evita la pérdida de calor de los radiadores. Los radiadores anexos a muros exteriores pueden perder calor, para evitarlo podemos utilizar papel de aluminio y colocarlo detrás del sistema, esto evita que el calor desaparezca a través de la pared al reflectarlo de vuelta a la habitación.5

Recuerda que con todos estos consejos no sólo mantendrás tu casa caliente sino que además ahorrarás en tu factura ya que tu vivienda permanecerá más caldeada y necesitarás menos energía para mantenerla caliente. Ahora con el certificado de eficiencia energético podrás determinar la calidad de tu vivienda desde un punto de vista de ahorro energético.6