Razones para alquilar un apartamento en vacaciones

Reservar un apartamento en vacaciones puede ser más económico que alojarse en un hotel. Además, el ahorro nos permite dedicar el dinero sobrante a disfrutar mejor del destino que visitemos.

Cada día está más de moda ser autónomos y organizar nuestras propias vacaciones. Para eso, Internet ha sido una verdadera revolución y, si nos ha enseñado algo, ha sido a ahorrar. Alquilar apartamentos como las que ofrece CasaToc en su sección especializada en vacaciones, casitas rurales e incluso chalets de lujo para pasar nuestros días libres ha sido posible desde que se inventó el turismo, pero ahora está viviendo su momento de gloria con las nuevas tecnologías.

Y es que alquilar ese alojamiento que hemos deseado toda la vida y que, por una u otra razón, aún no hemos podido comprarnos, hace que en cierto modo cumplamos con ese sueño y lo disfrutemos en el presente. Hay dónde elegir: apartamentos, casas, bungalows, villas, hoteles rurales, albergues… desde una mansión en la playa hasta un cottage inglés, pasando por una masía y sin olvidar un coqueto estudio en París.

Por otra parte, un alojamiento privado nos permite un grado de libertad mucho mayor que, por ejemplo, un hotel. Esto sin mencionar esas vacaciones que pasamos en casa de amigos o familiares, donde la libertad se reduce a cero y, en muchas ocasiones, los días que debían ser los mejores del año se convierten en una pesadilla. Para disfrutar de unas buenas vacaciones, nada como la privacidad y la libertad de movimientos.

Otro motivo, muy importante en los tiempos que corren, es el ahorro y es que el gasto medio en alojamientos turísticos se sitúa en los 52,2 euros por noche, frente a los 78 euros por noche en otros establecimientos. Es decir, es evidente que alquilar una casita y pasar allí unos días toda la familia, por un precio cerrado, el lugar de pagar un precio por cada miembro de la familia es más barato. A no ser que el hotel tenga una estrella, esté en un polígono industrial, a 2 km de la ciudad y carezca de transporte público… no siendo así… será más barata nuestra opción.

Además, si alquilamos nuestro propio apartamento también podremos ahorrar en las comidas, comprando los productos en el propio mercado local (todo fresco, típico y delicioso) para prepararlo como más nos guste y comerlo a la hora que nosotros elijamos, porque ¿quién no ha desayunado a las 12 de la mañana estando de vacaciones? Y ese ahorro puede permitirnos también disfrutar después de los mejores restaurantes de la ciudad, en lugar de tener que conformarnos con uno de tipo mediocre, menú del día, para todas las vacaciones. Todo son ventajas.

Lo mejor es que cada día hay más portales que facilitan al viajero el contacto con los propietarios de los alojamientos vacacionales. Pero cuidado, porque hay mucha información y no toda es de confianza. Por eso es imprescindible seleccionar las compañías con una amplia red de propiedades, una política segura de pagos, y sobre todo, una larga trayectoria y el reconocimiento del sector. La confianza es la mejor manera de evitar el fraude.

CasaToc cumple sobradamente con todos esos requisitos y ofrece miles de viviendas turísticas por toda España. Cuenta además, una web muy fácil de usar para que seleccionar y planear nuestras vacaciones no sea un dolor de cabeza, sino un placer desde el primer momento.