Claves para conseguir el “flechazo” en la venta de una casa

Aunque poco a poco y día tras día parece que el sector inmobiliario se va recuperando de esta crisis de la construcción en la que está sumergido desde hace ya algunos años, los propietarios que desean vender su vivienda tendrán que emplear todas las técnicas posibles para conseguir su objetivo y que su casa esté entre las 370.000 viviendas que se esperan vender este año en todo el país.

Para ayudarte a conseguir el “flechazo” del cliente por tu casa, CasaToc te da algunas claves.

 

1. Selecciona los portales inmobiliarios que más visitas tienen, como es el portal de CasaToc. Analiza cuáles son las más influyentes en su área de actuación y descarte aquellos menos significativos.

CasaToc, tu portal inmobiliario

CasaToc, tu portal inmobiliario

 

2. Esforzarse en lograr el mejor posicionamiento posible en los mismos, empleando para ello los criterios de relevancia apropiados. Estudiar la idoneidad de invertir una pequeña cantidad para conseguir que su piso se encuentre siempre en las primeras posiciones en los resultados de búsqueda.

 

3. El texto del anuncio debe ser consiso y muy descriptivo. Explicar de manera detallada, clara y directa todos los datos de interés y cualidades de la vivienda. No olvidar aportar datos complementarios como, por ejemplo, las características y ventajas del barrio y del entorno en que se sitúa para hacer más atractiva su oferta.

 

4. Incluir fotografías y vídeos profesionales. Utilizar una cámara fotográfica que recoja la luz real de la vivienda y evite el flash, el contraluz, las puertas de paso cerradas o las persianas bajadas. Probar distintos encuadres hasta hallar el mejor ángulo. Y, si las fotografías son imprescindibles, los vídeos van más allá, pues nos permiten imaginar cómo nos sentiríamos viviendo en ese piso. Hay que sacar el mayor partido al poder de la imagen.

Salon-de-Lujo

 

5. Cuidar la visita. LLegado el momento de la visita, mostrar la casa limpia y ordenada, evitar en la medida de lo posible la presencia de objetos muy personales y dejar al cliente tiempo para reflexionar.

 

Tenga en cuenta que, como dice el refrán, “sólo tenemos una oportunidad para dar una buena impresión”. La forma de presentar nuestra vivienda es fundamental para que impacte en el potencial comprador y le haga fijarse en ella frente al resto de opciones.