Venta casa

Si ha decidido vender su vivienda cuenta con dos opciones a la hora de llevar a cabo la operación.

Por un lado puede contratar los servicios de un profesional experto en gestión inmobiliaria que le asesorará respecto a clientes, cuestiones legales, técnicas de venta, publicidad de la vivienda e incluso se hará cargo de todas las acciones que impliquen la promoción y venta del inmueble conforme a los requisitos establecidos por el propietario.

No obstante, en el caso de que decida vender usted mismo su vivienda le facilitamos una serie de recomendaciones o directrices que puede seguir a la hora de evitar los problemas que pudiesen surgir derivados de la operación inmobiliaria.

Pautas para la venta de tu casa

Realizar el certificado de eficiencia energética

En primer lugar y conforme a la legislativa vigente debe solicitar un diagnóstico de la vivienda para obtener el certificado de eficiencia energética. Este requisito de obligado cumplimiento desde 2013, dotará a su inmueble de una calificación que irá de la A (favorable) a la G (desfavorable) según sea el ahorro energético. Asimismo el anuncio de la vivienda deberá mostrar la denominada “etiqueta” de eficiencia energética donde quedará expresa tal calificación.

Este certificado no solo determina la calificación, sino que adjunta recomendaciones que mejorarían la eficiencia energética en el inmueble. Una vez conocidas las posibles mejoras el usuario contará con la opción de llevarlas a cabo a fin de conseguir una revalorización del precio de la vivienda y un segundo diagnóstico con su respectiva calificación.

Desde nuestro portal web puedes consultar los profesionales de tu zona y comparar entre los diferentes presupuestos seleccionando a aquel que mejor se adapte a tus circunstancias.

Gracias a este apunte, el futuro comprador tendrá conocimiento del estado de las instalaciones de la vivienda, lo que supone un aliciente respecto a las viviendas que aún no cuentan con tal información.

Por otro lado si desea vender su vivienda de forma rápida, eficaz y en las mejores condiciones debe ser consciente de que es precisa una perfecta adecuación de la misma de cara a las visitas de compradores potenciales. el Futuro comprador tiene que entrar en “la casa de sus sueños” y ser capaz de imaginar un porvenir entre sus paredes. Dado que la imagen constituye el 90% por cien de la primera impresión que nos forjamos de las cosas, debemos cuidar hasta el más mínimo detalle en el momento de su presentación.

La limpieza e iluminación son dos cuestiones imprescindibles en el momento de la visita, a continuación os ofrecemos algunas recomendaciones a tomar en cuenta de forma previa a la presentación.

Limpieza y Organización

La casa debe presentar un aspecto ordenado para que nuestro cliente pueda apreciar fácilmente todos aquellos detalles del inmueble que son de su interés. Evite un exceso de mobiliario y una distribución que dificulte la fluidez de la visita o reduzca la amplitud de las estancias.

La estética de la vivienda debería seguir una línea de diseño uniforme. De este modo, puede solicitar la ayuda de un diseñador de interiores o de los denominados expertos en “home staging” que se encargan de redecorar tu vivienda o de establecer la mejor distribución a fin de facilitar la venta del inmueble a través de la imagen.

La limpieza es clave a la hora de reflejar un perfecto mantenimiento de las instalaciones. Debemos cuidar el aspecto tanto externo como interno de la vivienda y reparar todos aquellos desperfectos con los que cuente la vivienda para evitar dudas en el comprador.

También es posible que el individuo sea consciente de las necesidades de llevar a cabo reformas y aún así esté dispuesto a adquirirlo porque desee remodelarlo a su gusto o busca un precio reducido , tales cuestiones ya dependerán del criterio del propio vendedor y del tipo de publicidad que realice del inmueble.

Olores

Los olores desagradables en una vivienda pueden constituir un factor determinante a la hora de perder una venta. Existen varias razones que pueden causarlos pero en ese caso debemos hacer lo imposible para que no se produzcan en nuestro inmueble. Por ello debemos comprobar el estado de los desagües en baños, cocinas, etc.

También se aconseja la utilización de productos especiales de limpieza, así como desinfectantes que hagan que nuestra casa huela a “limpio”. Otra buena opción es acostumbrarnos a airear las diferentes estancias abriendo las ventanas o emplazar velas aromáticas en diferentes puntos de la vivienda.

Mobiliario

Como ya se explicaba con anterioridad, el mobiliario, así como su diseño, constituyen un elemento de vital importancia a la hora de conseguir captar a un posible comprador.

Un mobiliario atractivo que siga una adecuada línea de diseño “enamorará”, y le permitirá al potencial cliente sentirse como en casa y crear una imagen de futuro al detalle.

De este modo, hoy en día contamos con opciones muy accesibles en cuestiones de mobiliario y decoración que permiten incrementar el valor de nuestra vivienda, y comprenden una reducida inversión.

Luminosidad

A mayor luminosidad la sensación de amplitud será mayor, y las estancias parecerán mucho más grandes y acogedoras.

La luz natural además supone un importante ahorro energético no sólo en lo referente a la iluminación, sino también en calefacción ya que según sea la intensidad o el momento de incidencia del sol sobre la vivienda, contaremos con un mayor o menor número de horas de sol y por tanto una proporcional retención de calor.

Por lo que en el momento de la visita o cuando se estén fotografiando las diferentes estancias de la vivienda, deben abrirse de par en par persianas y cortinas, y en el caso de que esto no fuese suficiente para conseguir la iluminación adecuada debería encender la luz.

Si contara con bombillas de bajo consumo aconsejamos encenderlas previamente, debemos ser cautos con la elección de las bombillas, puesto que una luz demasiado blanca podría asociarse con las estancias de un hospital.