Descubra la rentabilidad anual que puede obtener invirtiendo en alquiler.

El rendimiento medio anual del arrendamiento equivale a 3,1 veces el de la deuda pública. Se trata del récord histórico. La demanda de alquileres se ha disparado un 42,5% en tres años.

Después de un septenio de depresión, estigmatización y resaca, parece que la vivienda ha vuelto. En el mercado residencial vuelve a cundir cierto optimismo, aunque con las cautelas aprendidas en la era post burbuja y con las incertidumbres propias de una recuperación aún recental.

Pero los datos van mejor y la vivienda ha vuelto a ser una buena inversión, sobre todo por la gran rentabilidad que ofrece hoy por hoy el alquiler. Los inversores que buscan rendimientos superiores a los de los depósitos y la deuda pública se han lanzado a la caza de inmuebles en localizaciones buenas y con demanda, para ponerlos en alquiler.

Los datos refrendan esta tendencia, ya que el alquiler de un inmueble residencial ofrece una rentabilidad bruta anual que ronda el 5%. Se trata del mayor porcentaje registrado desde junio de 2003, en plena inflación de la burbuja inmobiliaria.

La rentabilidad bruta es el porcentaje del precio total de la vivienda que cubren los ingresos anuales por alquiler.
¿Qué significa todo esto? Simplemente, que es un momento propicio para invertir en vivienda para alquilar, sobre todo para inversores pequeños. El precio de los pisos comienza a subir y el arrendamiento también, por lo que el mercado se encuentra en un impasse de rentabilidad elevada y sin mucho riesgo.

Además, el porcentaje de ciudadanos que prefiere arrendar a comprar ha subido con fuerza, desde el 11,4% de la época del boom hasta una tasa actual del 19%. Sólo en los tres últimos años el mercado del alquiler ha sumado más de un millón de pisos y es un 42,5% más grande.

rent

 

El precio empieza a subir
Por otro lado, el precio de los pisos comienza a subir, en concreto un 2,65% en el primer trimestre del año, según los registradores. Esta tendencia del ladrillo hacia la estabilidad apunta a una suavización de las rentabilidades que ofrece el alquiler, por lo que los analistas consideran que el momento actual es más adecuado.

 

En nuestro portal web ponemos a su disposición una herramienta que le permitirá estimar los niveles de rentabilidad que se obtendrían de una inversión inmobiliaria concreta, este proceso recibe el nombre de “Cálculo de rentabilidad antes de impuestos” e integra los gastos que nuestra inversión generaría (cuota de comunidad, luz, mantenimiento…) cotejados con los beneficios derivados de su arrendamiento.