Alquile seguro su casa

El alquiler suele ser una importante fuente de ingresos para el arrendador, sin embargo es preciso que el propietario sea consciente de las medidas de protección que deben llevarse a cabo a fin de evitar problemas derivados del mismo.

Muchos propietarios desconocen cuáles son los requisitos mínimos a los que se debe hacer frente en el momento de contratación, lo que podría suponer en un futuro no solo una pérdida de ingresos, sino la asunción de costes innecesarios.

En numerosas ocasiones reducimos costes asumiendo nosotros mismos actividades que suele correr a cargo de profesionales en materia legal, gestorías y asesorías como la redacción del contrato o la verificación del crédito del futuro inquilino, en definitiva haciéndonos cargo de la transacción casi en su totalidad.

Si estás inmerso en un caos de papeles, burocracia y documentación en CasaToc queremos facilitarte las cosas, por eso te posibilitamos el acceso a toda aquella información que necesitas para convertir tu operación inmobiliaria en una acción segura de negocio. Si eres un Inversor Inmobiliario o deseas poner tu vivienda en alquiler te ofrecemos los siguientes consejos a fin de llevar a cabo la operación más segura.

Profesionales

Desde CasaToc siempre recomendamos la contratación de profesionales expertos en gestión inmobiliaria para mediar el cierre de la operación, porque nadie mejor que un conocedor del mercado a la hora de evitar cualquier problema que pudiera plantearse al respecto.

Además un buen profesional del sector debe ser capaz de encargarse de todas las acciones que impliquen las siguientes cuestiones:

  • Promoción y publicación de su inmueble en la red
  • Selección del inquilino conforme a los requisitos y preferencias del propietario
  • Verificación del crédito de los posibles inquilinos
  • Avales y Garantías (fichero de morosos, seguro alquiler...) que protejan al propietario de futuras situaciones de impago y morosidad
  • Redacción y firma del contrato inmobiliario
  • Informar tanto al propietario como al inquilino de todos sus deberes y derechos conforme a la ley vigente.
  • Informar al propietario sobre sus obligaciones fiscales

Generalmente los honorarios de un profesional de estas características suelen contabilizar un mes de renta por lo cual en caso de que cumpla con todas sus obligaciones, y lleve a cabo la gestión adecuadamente hablaríamos de una inversión reducida conforme a la rentabilidad prevista.

Consulte a los profesionales recomendados de nuestro portal y selecciona a aquel que mejor se adapte a tus circunstancias.

Si desea alquilar su casa personalmente, le aconsejamos cuáles deben ser los pasos a seguir, a fin de llevar una transacción segura y libre de riesgos futuros

1. Selección del Inquilino

Si quieres prevenir el riesgo de dar con un inquilino moroso, será preciso que realices una rigurosa selección del individuo que va a habitar tu vivienda, de hecho este suele ser uno de los aspectos de mayor importancia a la hora de llevar a cabo una transacción segura. Es muy difícil saber y asegurarnos de que el individuo con el que nos cruzamos es el correcto, pero es en este aspecto cuando nuestro instinto y los datos se revuelven.

A la hora de conocer la solvencia de un arrendatario podemos solicitarle la nómina, llevar a cabo un estudio de su documentación con el fin de conocer si tiene una situación laboral estable y comprobar su capacidad de pago.

También existen una serie de ficheros de morosos que nos permiten averiguar si el individuo ha estado inscrito con anterioridad por incidencias en el pago, esto nos permitiría rechazar al individuo o cubrirnos las espaldas ante una posible situación de morosidad, solicitando otras garantías que lo avalen.

Este punto es preferible que lo lleve a cabo un profesional, ya que el potencial inquilino muestra una mayor predisposición a la hora facilitar los datos si el estudio de riesgo lo lleva a cabo un profesional del sector.

2. Fianza

Es una de las garantías solicitadas casi en la totalidad de los arrendamientos, ya que cubriría los posibles desperfecto causados por el inquilino al término del contrato y que suele consistir en 1 o 2 meses de renta que serán entregados de nuevo en caso de que no se diese tal situación. Aunque su importe suele ser libre y queda pactada entre las partes

3. Avales

En el caso de que se cuestione la fiabilidad del inquilino puede exigirse un aval que quedara formalizado explícitamente en el contrato de arrendamiento. Un tercero asumiría los gastos en caso de impago del inquilino, el avalista se compromete a saldar la deuda como si fuese propia. En caso del alquiler de vivienda podrán solicitarse dos tipos de avales:

  • Personal: otra persona (familiar generalmente) se convierte en el avalista
  • Bancario: Es una entidad financiera la que responderá de las deudas pendientes del inquilino, dada la solvencia que se les presupone dotan de una mayor seguridad al propietario. Sin embargo su concesión es muy difícil, ya que atienden al perfil del potencial inquilino, de modo que esta exigencia puede suponer un freno a la hora de alquilar la vivienda.

Seguros

Si como propietario no quieres frenar las posibilidades de una operación inmobiliaria por culpa de las escasas concesiones de avales bancarios, existen alternativas que pueden cubrirte de riesgos e imprevistos. La contratación de seguros de hogar es una práctica cada vez más frecuente, ya que no solo te protege de posibles desperfectos sino que existe la posibilidad de que cuente con coberturas respecto a la renta. Además no exige al inquilino un elevado desembolso inicial. Estos seguros de hogar suelen contar con las siguientes coberturas

  • Impagos
  • Desperfectos de la vivienda
  • Gastos judiciales (abogado y procurador)

Por otro lado el precio dependerá del número y tipo de coberturas, de la renta de la vivienda y de la compañía aseguradora.

Alquiler garantizado

El arbitraje constituye una alternativa a la vía judicial ordinaria, que supone una reducción de los plazos a la hora de recuperar su vivienda. Al inicio del contrato ambas partes firman un anexo en el que se comprometen a someterse en caso de conflicto a la decisión de un árbitro imparcial.

En caso de impago o conflicto un árbitro será quien medie para tratar de encontrar la mejor solución, sin embargo como se firma de antemano acatar la decisión estimada, en caso de incumplimiento de alguna de las partes será la otra quien deba iniciar un procedimiento ante la justicia ordinaria.

Arrenta, alquiler garantizado constituye en este momento una de las empresas de arbitraje de mayor prestigio nacional cuya efectividad ha quedado probada y garantizada

Inventario

Para comprobar el estado de la vivienda al término del contrato, aconsejamos la realización de fotografías previas a su arrendamiento donde quede constancia de las condiciones en las que fue cedida la vivienda, a fin de garantizar la devolución de la fianza o justificar su pérdida.

También será preciso un inventario que refleje cada uno de los elementos con los que cuenta la vivienda, para que puedan ser contabilizados una vez ha finalizado el contrato de arrendamiento.

Contrato

A la hora de llevar a cabo el contrato de arrendamiento, debe asegurarse de que cumplimenta debidamente la legislación vigente en materia de vivienda. De este modo también aconsejamos que a fin de no queden vacíos legales o lagunas en aspectos de vital importancia, se contrate a un profesional inmobiliario experto o se recurra a gestorías o asesoría con experiencia en la elaboración de este tipo de documentos.

Todas las cuestiones acordadas entre las partes deben quedar correctamente explícitas en el contrato, para asegurar el éxito de la operación inmobiliaria y poder alegar incumplimiento en caso de que se produjeran problemas en el periodo de validez.